¿Qué necesitas? Permítenos ayudarte

Cargando...

jueves, 18 de noviembre de 2010

EL PAPEL DE LA MUJER EN LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Por Mtro. Orlando J. Casares Contreras

     Entre los diferentes estudios de género a través de los sucesos históricos, hacemos referencia hacia los logros, triunfos y fracasos de personajes clave durante estos eventos. La revolución mexicana, como otros movimientos armados es una muestra de la lucha de diferentes grupos sociales, todos movido por ideales muy diversos y entre los personajes que se mencionan figuran mayormente la actividad de los hombres.
      El papel de la mujer poco ha sido estudiado en comparación con el de los hombres, tanto en personajes clave como en términos generales. Aquí rescato un poco la importancia de la mujer en la lucha armada, quien no sólo era una figura pasiva sino que su actividad fue igual de importante que la desempeñada por los hombres, incluso muchas veces más pesada y con mayor número de responsabilidades.
Autor desconocido, Mujeres de Tacubaya 1904. INAH

      Durante la Revolución Mexicana, la cual tuvo lugar durante los años 1910 y 1920, hubo un gran número de mujeres que no solamente ayudaron tanto a soldados como revolucionarios sino que también se lanzaron a la lucha. El primer tipo de mujeres es a quienes se conoce como soldaderas, y las segundas representan a las “soldadas”, o soldados femeninos. Sin embargo, muchas de las soldadas habían empezado siendo soldaderas que luego decidieron dar un paso más adelante tanto en la lucha como para ellas mismas. 
     Aun así, hay muchas personas o autores que no saben diferenciar bien entre las soldaderas y las mujeres combatientes o soldadas.Según afirma Diane Goetze en su ensayo sobre estas mujeres valerosas, “Revolutionary Women: From Soldaderas to Comandantas. The Roles of Women in the Mexican Revolution and in the Current Zapatista Movement”, las tareas por las que las soldaderas eran más reconocidas eran las de proveer a los soldados o rebeldes, quienes por lo general eran sus esposos, amantes o padres, con el alimento que necesitaban, ropa limpia, y el cuidado necesario en caso de que fuera herido, todas estas tareas o servicios que la milicia no proveía.
Autor desconocido, Mujeres cocinando, 1914. INAH
     No obstante, su tarea abarcaba muchísimo más que eso: llevaban a cabo misiones como las de espiar al enemigo y contrabandear armas de los Estados Unidos, entre otras cosas. Además, según exponen Diana Suet y Raquel Macias en su trabajo “Soldaderas Played Important Roles in Revolution” para poder conseguir alimento a veces era necesario que saquearan hogares o negocios, pues eran tiempos en los que conseguir sustento no era tan fácil.
      Como puede verse, las soldaderas tenían más responsabilidades que los hombres, quienes sólo se dedicaban a luchar con las armas en los lugares donde se les mandaba, pero aun así las soldaderas no recibían el tratamiento o reconocimiento que se merecían. Suet y Macías agregan que, como si fuera poco todo lo que las soldaderas tenían que hacer, cuando las tropas viajaban en tren, ellas junto con sus hijos debían viajar afuera o sobre el techo de aquel; debían transportar las provisiones y elementos para cocinar junto con las armas cuando viajaban a pie, sin siquiera tener el derecho de ir a caballo, pues ese privilegio estaba reservado para los hombres solamente. Incluso cuando las soldaderas estaban embarazadas seguían acompañando a los soldados y cuando debían dar a luz se detenían para ello, descansaban por poco tiempo y seguían.
      Entre las figuras clave de la revolución encabezadas por una mujer, merece mención aparte la coronela Carmen Amelia Robles Ávila, nacida en Xocchipala, Guerrero. Los ejércitos libertadores del sur eran comandados por el célebre Emiliano Zapata, pero entre sus filas destacaba Carmen Robles, quien lucho contra los efectivos delahuertistas, sobresaliendo por su uso de las armas y del caballo. Pero su condición de mujer en muchos casos no fue del todo aprobada por lo que recurrió a las vestimentas de varones y a llamarse "El Coronel Robles" como una identidad masculina.


Bibliografía consultada:

Barrón, Luis
2004    Historias de la revolución mexicana. Fondo de Cultura Económica, México.
Meyer, Jean
1992    La revolución mexicana. Editorial Tusquets, México.
López González, Valentín
1980    Los Compañeros de Zapata. Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos edición,  
           México
Sosenski, Susanna
2009    La revolución mexicana 1910-1920. Nostra Ediciones, México.

4 comentarios:

  1. Mi comentario, en la fotografía que se muestra hay una fotografía de una mujer, ¿Ella es Carmen Amelia Robles? o no está en la fotografía, porque ella se vestía como hombre. Gracias

    ResponderEliminar
  2. MM... BUENO MENOS MAL YA PUEDO HACER MI TAREA

    ResponderEliminar